Análisis al cierre del mercado #EE:UU

hightrade
Comentarios desactivados en Análisis al cierre del mercado #EE:UU

Gracias a la promesa del presidente Trump de anunciar «algo impactante sobre los impuestos de aquí a dos o tres semanas», se han disparado el dólar, las acciones y el rendimiento de los bonos de Estados Unidos.

Durante los últimos días, los traders de Forex han estado esperando un catalizador que sacara el par USD/JPY de su estrecho rango de negociación entre el nivel de 111,60 y el de 112,50 y las declaraciones del Trump han sido un regalo para los alcistas. Estas han sido las mismas promesas que impulsaron el dólar después de las elecciones, por lo que no es de extrañar que los inversores estén entusiasmados con las perspectivas. ¿Elimina esto el riesgo de una mayor corrección del dólar? No, pero es una buena distracción de los intentos del presidente de devaluar la divisa. Aunque no podemos olvidar que uno de los principales objetivos de política monetaria del presidente Trump es forzar a los demás países para que suban sus divisas, de momento el mercado ha encontrado una excusa para revisar los acuerdos comerciales de Trump y esta confianza podría durar toda la semana. Estados Unidos ha publicado muy pocos datos esta semana y mañana no va a ser diferente. Hoy hemos sabido que las solicitudes de subsidio por desempleo han registrado mínimos de noviembre, lo que apoya la tesis de la Reserva Federal que habla de una mejora de las condiciones del mercado laboral. Sin embargo, las solicitudes recurrentes han subido ligeramente pero eso no ha desbaratado el tono positivo general del informe. Los precios de las importaciones y el índice de confianza de los consumidores de la Universidad de Michigan se publican este viernes. Los presidentes de la Fed, Bullard y Evans han comparecido hoy. Bullard, que no es miembro con derecho a voto del FOMC este año, no ve razón para subir los tipos en marzo pues no cree que la incertidumbre fiscal se haya resuelto para entonces. Evans, que sí es miembro con derecho a voto este año, repitió su llamamiento a una implementación gradual de ajustes. Ninguna de estas declaraciones tuvo mucho impacto en el billete verde.

La atención se centrará mañana principalmente en la reunión del primer ministro Shinzo Abe con el presidente Trump.

El comercio y la divisa estarán en el orden del día y ambos caballeros tienen opiniones muy distintas. Trump ha criticado a Japón por debilitar deliberadamente el yen para impulsar las exportaciones y obtener una ventaja comercial desleal sobre Estados Unidos. También criticó a la nación por dar a los productores de Estados Unidos muy poco acceso al mercado automovilístico japonés. Es probable que Abe defienda la política monetaria del país y su sector automovilístico, haciendo hincapié en que su política monetaria y el efecto sobre la moneda están orientados a impulsar la inflación y la devaluación no competitiva. Lo más probable es que Trump sea menos deferente que Abe, lo que podría contener el repunte del par USD/JPY.

Mientras que el USD/JPY ha sido el par de divisas que mejor actuación ha ofrecido, el NZD/USD ha sido el peor.

La divisa se vendió de forma masiva tras el anuncio de política monetaria del Banco de la Reserva de Nueva Zelanda. Aunque Nueva Zelanda ha decidido mantener inalterados los tipos de interés y el gobernador Wheeler dijo que ya no es tan partidario de los ajustes pues describe la política actual como «muy neutra», los traders se han aferrado al llamamiento del banco central para devaluar la divisa. Afirman que el dólar neozelandés sigue estando por encima de lo aconsejable para un crecimiento equilibrado y que haría falta una bajada del tipo de cambio. Nos sorprende un poco la magnitud de la caída de la moneda porque las declaraciones de Wheeler fueron relativamente optimistas pero tal vez el mercado no ha anticipado nada polémico acerca del gobernador mientras se prepara para su dimisión en septiembre. En vez de eso, han dado más importancia a las opiniones de McDermott, ayudante de gobernador y jefe del departamento de economía, que ha afirmado que el banco central quiere asegurarse de que la inflación llegará a 2% antes de implementar ajustes porque el fortalecimiento de la divisa continuará presionando la inflación de bienes transables. Creemos que el dólar de Nueva Zelanda seguirá debilitándose particularmente frente al euro, la libra y el dólar australiano. El dólar australiano aguanta muy bien frente a la fortaleza del dólar gracias a las declaraciones del gobernador Lowe del Banco de la Reserva de Australia y la confianza empresarial constante. El gobernador afirma que es difícil decir si el dólar australiano está demasiado fortalecido en vista del razonable pronóstico de crecimiento. Este punto de vista debería contribuir al avance del AUD/NZD. La balanza comercial de China se publica esta noche y el resultado del informe podría tener un impacto significativo en el AUD y el NZD, particularmente si el superávit comercial sube tanto como prevén los economistas. Entre las divisas vinculadas a las materias primas, sin embargo, la mayor volatilidad el viernes debería observarse en el dólar canadiense. Canadá publica su informe mensual sobre el empleo y, tras el fuerte aumento registrado en diciembre, se espera un fuerte retroceso en enero.

El euro y la libra han perdido posiciones con respecto al billete verde hoy. El euro ha reanudado su descenso frente el dólar tras los datos económicos, que resultaron peores de lo previsto.

Alemania anunció una balanza comercial de 18.400 millones de EUR para el mes de diciembre, algo por debajo de los 20.500 millones de EUR previstos. La balanza por cuenta corriente de Alemania también descendió mostrando un superávit de 24.000 millones de EUR frente a los 24.800 millones de EUR esperados. Estas decepciones causaron que el par de divisas revirtiera todas ganancias de la jornada anterior para cerrar la jornada muy por debajo del nivel de 1,07. La libra, por otro lado, revirtió bruscamente su rumbo tras registrar máximos en 1,2582 durante la jornada de negociación en Europa. A diferencia de la eurozona, los datos de Reino Unido fueron mejores de lo esperado. La balanza de precios de la vivienda de RICS subió un 25%, frente al 23% del mes anterior y superando el 22% previsto. Como ocurriera con todo lo demás, sin embargo, las cosas se torcieron cuando Trump se comprometió a anunciar sus planes de recorte de impuestos en las próximas dos o tres semanas. La eurozona no publicará informes económicos mañana pero el Reino Unido publicará sus datos sobre la producción industrial y manufacturera.

A %d blogueros les gusta esto: